En las profundidades del océano...

B"H

En las profundidades del océano

Por: Miriam Zirdok Smeke

Estoy segura que todo lo que he escuchado es cierto, la gente se encuentra a sí misma en el mar.


El agua salada que se penetra en tu piel te hace desear que el momento fuera eterno. Por eso me viene en mente, quién es testigo de todo lo que sucede en las orillas del mar, sino el propio océano como tal.


El que te acaricia las plantas de los pies, y te sumerge en sus profundidades.

Te conoce, te saborea, te abres plenamente con él siempre.

He escuchado gente cantar en el mar, jugar, filosofar, y amar....

Esta última se intensifica dentro de las aguas cristalinas, parece que la belleza de las olas redondas, continuas y de los colores turquesa y aqua se asemeja al amor dentro del mar.

Todo se soluciona dentro de él, todo se cura, todo se consolida, todo es perfecto y la belleza del mundo se refleja en nuestros corazones.

Es verdad que con los lentes que tu mires al mundo es la manera en la que el mundo te tratará.



Conozco a gente también que esta aterrada del mar, talvez tienen miedo de encontrar lo que rodea en la arena húmeda , o puede ser que tengan miedo de encontrarse a sí mismos, nadando en aguas inciertas, tocando el territorio tan hermoso de lo desconocido.

Con los años he aprendido que los curiosos, los que cuentan con seguridad en sí mismos, los que aman y saben que todo lo que toquen les regresará el amor dado, éstas personas son las que se avientan ojos cerrados al mar, y lo disfrutan como si fueran hijos del agua bendita, se entregan con el alma, porque no temen, porque saben que pueden encontrar más magnificencia y preciosidad que sombras perturbantes.


¿Pero cuál es la diferencia entre los que temen y los que no?

Los que nunca han temido, siempre fueron amados, y lo saben.

Y los que temen, se duda de la existencia de que son o alguna vez fueron amados.

Así de simple, así de dolorosa es la respuesta.

El amor que recibimos como seres humanos es el amor que demostramos al mundo, es la postura que tomamos ante la vida, es como nos entregamos a éste universo, al igual que al mar.



Y concuerdo con Erich Fromm parafraseando una frase de su libro El arte de amar: "El amor es la respuesta a todos los problemas en el mundo".

Y el que no fue amado es inseguro, y el que es amado es libre.

Pero siempre está la solución del amor propio, ese amor por el que toda la humanidad anhela, ese amor tan extinto que muchas veces es incierto en nuestras sociedades.

Amate tanto como para poder aventarte al océano y conocerte, amar tus virtudes y tus defectos, aprender a aceptar tu pasado y tu futuro, conocer y encariñarte con tu cuerpo, tu corazón y tu alma.



Y solo así, amándote, alguien más llegará a amarte.

Porque todo en esta vida es un ciclo consecutivo, todo está relacionado.

Así que cuando estés frente al mar piensa....Y luego entrégate a él, siempre entregándote al conocimiento de ti mismo. Amándote.

Por: Miriam Zirdok Smeke

3 views0 comments

Recent Posts

See All

FITNESS

Moomba

®